Bajo el cielo de Groenlandia: Parte I

 

No sabría decir con exactitud cuando descubrí que existía el fenómeno de la Aurora Boreal, pero si recuerdo que fue en edad adolescente a través de una serie de fotografías que vi en un libro hace ya bastantes años, desde ese instante se convirtió en una especie de sueño-obsesion,¿tendre la fortuna de poder verlas algún día con mis propios ojos?, me he repetido una y otra vez, con el paso de los años ese sueño se fue desvaneciendo, no encontraba la forma de poder realizar ese viaje, me resultaba inalcanzable, pero todo cambio en Agosto del 2012.280px-Greenland_42.74746W_71.57394N

Durante el viaje que realice por el Sur de Islandia, nuestra guía, me explicó que en esa zona del ártico se veían en gran numero a partir de la segunda quincena de Agosto, aunque en su máxima expresión entre los meses de Noviembre-Marzo. Sentados frente al glaciar Jökulsárlón ( Islandia ), donde grandes bloques de hielo se desprendían perdiéndose en el océano, una compañera de viaje me contaba que había realizado un viaje en Kayak por el sur de Groenlandia atravesando glaciares y navegando entre icebergs y que, aunque ella no había tenido oportunidad de ver las Auroras Boreales, era un lugar idóneo para poder contemplarlas. El sueño-obsesion volvió a mi cabeza con mas fuerza, lo inalcanzable se volvio accesible….

IMG_0608

A través de la ventanilla del avión observo con asombro la costa de la tierra verde, un relieve abrupto y erosionado que se fragmenta entre glaciares, fiordos, montañas nevadas y grandes bloques de hielo que flotando se pierden en la inmensidad del océano, pero con tristeza observo también los destrozos que día a día provoca sin tregua alguna el cambio climático.IMG_0609

IMG_0606

IMG_0610

Recostado sobre la ventanilla del avión imagino todo lo que voy a vivir estos días, tan solo me separan unos minutos para pisar la tierra por donde han pasado un importante numero de exploradores, sin olvidarnos de Erik el Rojo que llego en el año 982 d.c y fundo el primer asentamiento vikingo en el año 985 d.c, después de pasar tres años largos explorando la tierra verde, o mas actual, como Ramon Larramendi que en la primavera del 2014 realizo un viaje en el que recorrió 4.300 kilómetros en tan solo 49 días a bordo de un trineo que se desplazaba con el movimiento del viento.

NARSARSUAQ

Es una pequeña población del sur de Groenlandia que cuenta con 170 habitantes, y que ofrece actividades turísticas como viajes a los glaciares, pese a ser una pequeña localidad, cuenta con una comisaria de policía, un par de hoteles, un pequeño embarcadero y el aeropuerto.J4608x3456-10658

image4

J4608x3456-10657

 MY FRIENDS

El grupo que me acompañara durante esa travesía esta compuesto por Denis, medico de origen belga, amante de los viajes poco convencionales y que habla el castellano igual que yo el Arameo.
Jose Maria o “el bola” que así es como le llaman, valenciano con melena a lo cantante de Europe y pintor de profesión.J3264x2448-11164

Mari, pareja de “el bola”, valenciana aunque afincada en Sevilla, será nuestra traductora de enlace entre Denis y el resto del grupo.image1010

Idoia, catalana de la localidad de Vaquerisa, montañera y escaladora de vocación, y mi compañera de Kayak.J4608x3456-10997

German, nuestro guía, argentino de la localidad de Bariloche, amante de los deportes al aire libre y gran conocedor del Kayak.J4608x3456-10998

Y cerrando el grupo, el mismo que os cuenta este increible viaje.image17

En el pequeño embarcadero de Narsarsuaq nos espera una lancha neumática que nos llevara a través de los fiordos hasta la localidad de Narsaq, donde pasaremos nuestra primera noche en un pequeño pero confortable hostel.Ataviados con ropa para el frío, aun con el sol brillando fuerte, el aire provocado por la velocidad de la nave es cortante.J4608x3456-10661

El trayecto dura algo mas de una hora, el entorno es de película, y el silencio tímido del grupo solo es interrumpido por los golpes de la zodiac chocando contra el agua. Llegados a Narsaq formamos una Cadena humana para descargar todo el material que utilizaremos durante la travesía, instante en el que nos da la bienvenida Ramon Larramendi. J4608x3456-11063 copia

J4608x3456-11074 copia

J4272x2848-11331

J4272x2848-11337

Nos hemos instalado en el hostel, un lugar pequeño pero muy acogedor donde no falta de nada, duchas con agua caliente, lavadoras, cocina equipada, calefacción y cómodas camas donde pasar las ultimas horas de sueño antes de partir.J4608x3456-11053

Lo mas complicado sera minimizar gran parte del material que cada uno ha llevado en sus bolsas de viaje, solo disponemos de una bolsa estanca que tenemos que cargar en el kayak, por lo que gran parte de nuestro equipaje se ha de quedar en tierra, yo opto por llevarme la ropa de abrigo, un par de botas, los utensilios de aseo, el equipo de fotografía y video, una caña de pescar con sus aparejos y no menos importante una buena crema para protegerme de los rayos del sol y el frío, LADIVAL, que me acompaña incondicionalmente en todos mis viajes o salidas a la montaña, y que generosamente, Eva de laboratorios STADA, me proporciono un lote de productos que comparto con alguno de mis compañeros de aventura. El tiempo acompaña por lo que decidimos dar una vuelta por Narsaq.J4608x3456-10705

J4608x3456-10701

J4608x3456-10686

J4608x3456-10698

J4608x3456-10684

J4608x3456-10682

J4608x3456-10669

J4608x3456-10665

J4608x3456-10664

En un instante de la pequeña excursión, cerca de uno de los embarcaderos que hay en Narsaq, Denis grita algo en Ingles, como es lo habitual no entiendo lo que dice, hasta que saca la cámara y comienza con una rápida ráfaga de fotos, seguidos por idoia y Mari, un enorme cetáceo chapotea a unas decenas de metros de nosotros.J4272x2848-11338

Entre foto y foto la tarde pasa muy deprisa, cada vez esta mas próxima nuestra primera toma de contacto con el que sera nuestro medio de transporte los próximos días. Después de cenar decidimos dar un paseo por la pequeña localidad de Narsaq, el cielo esta despejado, las ansias por ver nuestra primera aurora cada vez es mas fuerte, pero no sera esta noche, tan solo un amago que dura unos segundos. La noche y el sueño aparecen, ha sido un día intenso, vista del Inlandis desde el avión, paseo en Zodiac a gran velocidad, primeros, icebergs, la visita inesperada del cetáceo…..esto promete y mucho.

QINGAARSUUP ( ISLA DE LA OREJA )

De camino al embarcadero, donde de nuevo nos espera una zodiac, un grupo de niños nos dan la bienvenida en forma de corro, risas y ” Give me five”, sus caras son el fiel reflejo de la felicidad, parecen estar acostumbrados a ver un puñado de turistas verano tras verano.J4608x3456-10708

J4608x3456-10709

J4608x3456-10710

J3264x2448-11100

J4608x3456-10663

Llegados a la isla de la oreja y después de desemabarcar todo el equipaje, German reparte los kayaks y hace los grupos, Denis viajara solo, el bola lo hara con Mari y yo comparto kayak con Idoia.J4608x3456-10717

J4608x3456-10713

J4608x3456-10716

J4608x3456-10725

J4608x3456-10721

J4608x3456-10718

J4608x3456-10723

NUULUSUAQ & TREKING

Tras una breve clase de teórica impartida por German, montamos en los kayaks, ninguno de nosotros tiene experiencia alguna, yo unos meses antes del viaje realice un par de cursos de iniciación y perfeccionamiento en las bravas aguas del mediterráneo, pero insuficiente para enfrentarnos a las gélidas aguas del Mar del Labrador donde tan solo durariamos 3 minutos antes de sufrir hipotermia  y aunque son kayaks bastante estables, por la cabeza me ronda una y otra vez la posibilidad de volcar y quedarme sumergido. Idoia ira delante y yo me encargare del timón, 10 minutos de practica cerca de la orilla nos bastaran para dar la señal de salida.J4608x3456-10730 J4608x3456-10734 J4608x3456-10735

Tan solo llevamos 15 minutos remando, la posición dentro del pequeño habitáculo y la falta de practica, pronto hacen mella en nuestras extremidades, aunque el dolor pasa a un segundo plano, cuando vemos a lo lejos y acercándonos lentamente, el primer gran Iceberg, la sensación al pasar junto al enorme bloque de hielo es gratificante, inolvidable, existe el riesgo que este se de la vuelta, por lo que no nos acercamos mas de lo estrictamente necesario. J3264x2448-11101 J4608x3456-10730 J4608x3456-10738 J4608x3456-10741 J4608x3456-10743

La primera jornada de kayak ha llegado a su fin, tras algo mas de 3 horas llegamos exhaustos al campamento donde haremos nuestro primer Vivac, durante la travesía el grupo ha ido algo desperdigado, yo no me hacia con el timón, Idoia incansable en su movimiento de brazos, Mari y el Bola remolcados por German durante unos minutos, y Denis alejándose del grupo para acercarse a los icebrgs, aun así la primera Jornada de kayak ha sido muy placentera, sin oleaje, con el cielo despejado y sin ver a nadie mas que nosotros, hasta donde nuestros ojos alcanzan verJ4608x3456-10745

Con el tiempo justo para desentumecer los brazos y las piernas, rapidamente y antes de que oscurezca, montamos las tiendas de campaña, momento que aprovecho para probar mi nueva caña de pescar, el primer lanzamiento con éxito, aunque la pieza no sirve mas que para hacer un caldo, y decido soltarla, el segundo lanzamiento con el mismo resultado y así hasta 3 veces. J3264x2448-11106 J4608x3456-10752 J4608x3456-10753

Cambio mi zona de lanzamiento, decisión que me pudo haber costado el viaje y la vuelta a casa, tras dar un salto a una zona mas baja, mis pies resbalan haciéndome caer fuertemente, el codo impacta contra la roca, y un dolor intenso me recorre todo el brazo durante unos interminables segundos, sin tiempo a reaccionar la voz de German nos indica que vamos a hacer un pequeño treking por la zona para ver el lugar desde el que habíamos partido, la isla de la orejaJ3264x2448-11102

J4608x3456-10747J4608x3456-10749

Por suerte tenemos un medico en el grupo, Denis, que me da una crema antiinflamtoria y una pastilla para que me baje el hinchazón y la bolsa de liquido que me cubre gran parte del codo. Mientras German improvisa la cena, el resto del grupo aprovecha los últimos rayos de luz para hacer fotos, leer, o seguir con la pesca, no pierdo la esperanza de poder capturar alguna pieza para cenar, aun sin haberme dado cuenta que parte de la caña se había partido con el impacto. A la mañana siguiente nos espera una muy grata sorpresa.J3264x2448-11102J3264x2448-11104

J3264x2448-11105

Son las 8:00 am, los rayos del sol atraviesan la tienda de campaña, la voz de German nos anuncia que el desayuno esta preparado, la jornada de hoy sera larga y tenemos que reponer fuerzas, después del desayuno toca la tediosa tarea de desmontar las tiendas, recoger todo el material y cargar los kayaks, aun nos quedan unos minutos antes de salir, tiempo que aprovecho para descender hacia una zona por donde corre un riachuelo con agua limpia y fría para lavarme la cara, justo después de sacar la cara del pequeño estanque, un salmón me da los buenos días, sin pensarmelo dos veces salgo corriendo para preparar la caña de pescar e intentar el ultimo ataque antes de partir, tras dos intentos el salmón no parece tener muchas ganas de picar el anzuelo, de nuevo German nos grita que salimos en breve, ” es extraño que en la zona haya un solo salmón “, por lo que decido seguir el curso del rio hacia arriba, cuando unos metros después BINGO, un estanque de mayor proporción y repleto de salmones que esperan sus últimos días de vida.J3264x2448-11107

Sin pensarmelo lanzo el sedal, ninguno esta dispuesto a ser atrapado, aviso al grupo, primero el bola y después German se acercan hasta la zona, una veintena de salmones de algo mas de 1,5 kg inician una danza alrededor del anzuelo, le cedo la caña a German, yo aprovecho para tirar contra el agua algunas rocas de tamaño considerable con la idea de aturdir a los salmones pero no lo consigo, así que me remango los pantalones y entro dentro del estanque con la idea de coger alguno con las manos, que ingenuo, el agua esta helada por lo que desisto y salgo del estanque.J3264x2448-11108

Cambio de táctica, en lugar de esperar que alguno pique el anzuelo intentamos engancharlos con el anzuelo por alguna parte de su cuerpo, con resultados excelentes, uno, dos, tres y hasta cuatro salmones conseguimos atrapar para la cena de la noche, caras de alegría y emoción por la hazaña conseguida, ha sido una mañana de lo mas productiva.J3264x2448-11110 J4272x2848-11254

TASIUSAQ & TREKING

Limpios los salmones y cargados de nuevo los kayaks, iniciamos la travesía protegidos por un entramado de canales entre pequeñas islas y penínsulas, el sol golpea fuerte y el agua esta calmada, el avance de hoy será casi el doble de largo que la víspera, pero con un descanso en tierra para comer antes de llegar al campamento cerca del frente glaciar de Naajaat Sermiat.J3264x2448-11114 J4608x3456-10758 J4608x3456-10762 J4608x3456-10766

J4608x3456-10833

4 horas de kayak después, llegamos a TASIUSAQ, el codo sigue inflamado la bolsa de liquido no ha desaparecido del todo pero no he tenido molestias a la hora de remar. Ahora nos toca la tediosa tarea de alejar los kayaks del peligro de la subida de marea, descargar todo el equipo, buscar una zona llana y libre de rocas donde poder montar las tiendas y sobretodo  poner la ropa a secar que llevamos puesta todo el día y que inevitablemente desprende un olorcillo a humedad y sudor poco agradable. Nos damos un pequeño respiro tomando una taza caliente de Té y café que acompañamos con unas galletas.J4608x3456-10818 J4608x3456-10820 J4608x3456-10827

J4608x3456-10817

Calzados con las botas de montaña estamos preparados de nuevo para iniciar una marcha que durara aproximadamente unas 5 horas entre ida y vuelta, German no quiere decirnos hacia donde nos guiara, pero seguro que sera una excursión de esas que no olvidas en la vida.J3264x2448-11115

La marcha transcurre por un lugar llano en el que nos encontramos campos con plantas de algodón, tundra, pequeños lagos y riachuelos donde llenar nuestras cantimploras de agua limpia y fresca. La roca lisa, cubierta por una capa fina de arenilla que nos acompaña durante todo el camino es el resultado del retroceso del glaciar provocado por el deshielo.J4608x3456-10774 J4608x3456-10781 J4608x3456-10782 J4608x3456-10789 J4608x3456-10794 J4608x3456-10797

Llegados al lugar, nuestras caras de cansancio se convierten en gestos de exclamación y asombro, una gran masa de hielo de colores blancos, azul turquesa y tonos grisáceos cubre todo lo que alcanza a ver nuestros ojos, el imponente INLANDIS.J3264x2448-11120

Hay algo que da esplendor a cuanto existe, y es la ilusión de encontrar algo a la vuelta de la esquina.” Gilbert Keith Chesterton (1874-1936. Escritor británico ).

J3264x2448-11122

Inlandis es una extensa capa de hielo que cubre el 80% de la superficie de Groenlandia siendo la segunda mas grande del mundo, después de la capa de hielo antártica. Es hora de volver, todavía nos quedan 2 horas para llegar a nuestro campamento base, con las cámaras llenas de fotos y la cabeza de recuerdos y fuertes emociones iniciamos el descenso antes de que oscurezca.J4608x3456-10786 J4608x3456-10787 J4608x3456-10805

J3264x2448-11123

J4272x2848-11341 J4272x2848-11342

Por fin divisamos una panorámica de nuestro campamento, las vistas desde allí son espectaculares tan solo nos quedan unos cientos de metros para llegar a nuestro campamento,  es momento para descansar, ha sido una jornada dura pero reconfortante.
J4608x3456-10794
J4272x2848-11343
J4608x3456-10814
J3264x2448-11125

Para cenar tenemos salmón fresco que German ha limpiado y troceado minuciosamente acompañado de arroz y verduras deshidratadas, como segundo de cocina se encuentra Idoia siempre dispuesta para ayudar. Mientras la cazuela hace Chup-Chup, Denis infla su colchón hinchable, el tio ha venido de lo mas preparado, le he propuesto cambiar mi esterilla de 2 cm. por su cómodo colchón, pero no he tenido suerte, por otro lado Mari y el Bola no paran de reir, da gusto compartir experiencias con gente tan sana y con tanto sentido del humor.IMG_0001 IMG_0002

Terminada la cena, Denis como por arte de magia saca una botella de Ginebra típica de Belgica, PEKET, aceptamos su ofrecimiento sin dudarlo, tomamos unos chupitos acompañados de risas y anécdotas ocurridas estos días, fuera de la tienda apuro con ganas el Rosly que fumo después de cada jornada mientras mis ojos apuntan al cielo en busca de auroras boreales.

J4608x3456-10823

A través del telefono GPS de German le llega información sobre la posibilidad de ver auroras boreales, nivel 3 nos indica, la noche esta despejada y plagada de estrellas, a lo lejos una formación nubosa de color grisáceo aparece de la nada y se esfuma rapidamente , nuestra primera aurora boreal, pero es la única que vemos esa noche, no tenemos tiempo de preparar las cámaras de fotos, por lo que damos por terminada la velada.

Y en este punto doy por terminada la primera parte de esta aventura bajo el cielo de Groenlandia, lo mejor aun esta por llegar……CONTINUARA…

 

Anuncios

2 comentarios en “Bajo el cielo de Groenlandia: Parte I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s